la rentrée

Pasaron las vacaciones y fueron incluso mas intensas de lo que planificamos.
Las tres semanas en Zaragoza se convirtieron en un ir y venir a un monton de sitios, aunque no conseguimos huir del calor, sino mas bien, llevarlo con nosotros.
Tuvimos nuestra escapadita de novietes (en el dia) a Vitoria a visitar la catedral "abierta por obras", ver su casco medieval precioso y sufrir 40º: ¿quien dijo que habia que llevar chaquetilla y paraguas siempre?
La verdad es que ha sido un verano persiguiendo el fresquito que nunca llegó. Tanto pometerme mi maridin que dormiriamos con mantita y casi nos cocemos tambien en el valle del Tajo mientras visitabamos a su familia y nos dabamos a la buena vida entre barbacoas y baños en el rio.
Y cuando por fin llegó el momento de irnos a mi amado Pirineo mi abuela nos dejó.
Fue la nota triste y el casi final de las vacaciones. Retrasamos nuestra marcha para decir adios a una mujer que cuidó de sus 14 hijos admirada bajo mi orgullo infantil (14 hijos!!). Mi madrina, la que me daba de merendar pan con chocolate en el pueblo (ojala recordara que chocolate era, porque me encantaba), conducía un coche enorme con unas puertas que yo no podía mantener abiertas y se deslomaba trabajando en el negocio familiar a pesar de aquellos tiempos en que la mujer quedaba relegada a la casa y al cuidado de los hijos. La misma que a los 70 años decidida separarse de mi abuelo y vivir lo que le quedaba "tranquila".
Sé (lo poco que sé) que  su vida no fue un camino de rosas, pero al final, murió rodeada de los 12 hijos que la sobrevivieron. Eso, desenfocando las rencillas familiares, solo puede ser signo de una cosa: nos dejaba una gran mujer y eso merecia que nos quedaramos a su lado para seguir los ritos de despedida, acompañar a mi madre, y reducir nuestra estancia en el Pirineo.
Al final pusimos como broche final a las intensas vacaciones de verano dos noche en L'Orache en un entorno maravilloso. EL comino y nuestro oso tuvieron terreno y gallinas y cabras para correr y encorrer. Comimos de fabula, asentamos el espiritu, nos hicimos un corrupie en la feria medieval de Jaca y hasta la peque montó a caballo por primera vez.
Ahora estamos a las puertas de un nuevo año de rutinas, pero eso, es otra historia.

posted under , |

4 comentarios:

Sigena dijo...

Vaya nena, siento mucho lo de tu abuela, dale un besico a tu mami de mi parte. Por lo demás un verano estupendo, a pesar del calor y con el privilegio de haberte visto dos veces!! Besicos mil

MamaKoala dijo...

Me alegro que el verano haya ido bien!! Lo del calor, pues qué se le va a hacer... es lo de menos si estás de vacaciones!! Ahora vuelta al día a día, que eso sí que cuesta...

Siento mucho lo de tu abuela. Espero que tu familia y tú estéis bien, o todo lo bien que se puede estar... perder a un ser querido es duro, mucho ánimo.

MamaKoala dijo...

Te he dejado un premio en mi blog, si quieres pásate a recogerlo.
http://arca-noe.blogspot.com/

mamá de un bebote dijo...

Qué gran mujer, separarse con 70 años....hay mujeres que son de bandera....

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

un libro, ahora

un libro, ahora

Recent Comments