El duro trabajo de (ser) Papa Noel


Nosotros somos monarquicos en este caso y solo vienen a dejar regalos los Reyes Magos. Pero circunstancias familiares (llegada del Michin, cumpleaños del comino despues de Navidades y organización de visitas familiares) nos ha llevado este año a ser visitados por Papa Noel.
Nos ha servido de entrenamiento para que el comino viera de que iba todo esto de recibir regalos porque aunque le explicabamos no acababa de mostrar esa ilusion que yo me esperaba ver ya este año.
El problema ha sido que somos unos recientes padres, cuadrando ritmos del Michin y del Comino a la vez que intentas que la casa funcione y el Comino no subsista a base de galletas y turron (sig!) y eso pasa factura y a las nueve de la noche se nos empiezan a acabar las pilas.
Ademas, como todos los niños, las noches señaladas aguantan sin dormir cuando cualquier otro dia se duermen si o si a las nueve y al final, a las diez de la noche estabamos los cuatro roncando en nuestra cama.
Un momento de lucidez, cuando el comino dijo que empezaba a tener sueño, me llevó a ayudarla a preparar los zapatos bajo el arbol y poner unas galletas y un vasito de leche para que Papa Noel repusiera fuerzas.
Y de ahi, hasta la una de la mañana dormi como un liron.
A las dos estabamos envolviendo regalos y eligiendo un par de libros de la estanteria para ponernos algo a los papas y que el Comino viera que el gordinflon de rojo se acordaba de todos en casa ( al Michin le dejó un par de calcetines que casualmente había comprado el dia de antes)
A las cinco de la mañana recordé que me había dejado un regalo debajo de la cama y tuve que hacer un esfuerzo para sacarlo ponerle un lazo y colocarlo con los demas.
Esto si es ilusión. Pensé.
Debo decir que mereció la pena. Despertarse y oir al Comino canturrear a lo lejos, sabiendo que esta en el salon.... y hacer salir pitando a papa comino de la cama cuando oyes el ruido caracteristico del papel de regalo rasgarse (os recuerdo que el comino no sabe leer y desde luego no todos los regalos eran para ella).
Si, sabía que tenia una hija independiente, pero eche de menos que viniera corriendo emocionada y sorprendida por los regalos. Si hasta echaba la bronca a Papa Noel porque no se había acabado las galletas!

posted under | 0 Comments

Aterrizaje forzoso


El Michin llegó como un obús despues de publicar la ultima entrada de este blog.
Despues de todo un dia con molestias a las 22h se puso a llamar a la puerta, la peor parte de la dilatación pasó en el coche gritandole en la oreja a papa comino mientras el mantenía el temple (no me imagino conducir en una situación asi, por eso es super- papa comino) y para cuando llegamos, asomaba su cabecita.
Nació a las 0h35 en un parto respetado, en un ambiente de calma. Sin instrumentación, sin frases hirientes ni comentarios jocosos sobre lo mal que lo estas pasando o si dejas o no de ser escandolosa. 
Que fuera natural fue no planeado. Nunca fui a por un parto natural, pero las circunstancias, mi cuerpo, escucharme y dejarme llevar me ayudó y pude recibir al Michin tan conscientemente que me costó creer que hubiera terminado cuando salió. Me pareció tan irreal, tan facil y tan intenso al mismo tiempo que estuve en shock un buen rato. Abrazandola. Mirandola incredula.
Viví en el famoso "planeta parto" sin saberlo. Incapaz de articular palabras mas alla de monosilabos. Concentrada en el dolor, en pasarlo y en dejar al Michin y a mi cuerpo trabajar juntos. En una conexión de la que oi hablar miles de veces pero que no creía despues de un parto inducido y tan intervenido con el comino.
Y es tan facil el despues. Te sientes tan bien enseguida. A las dos horas me levantaba sin problemas y por la mañana me habría ido a mi casa. 
Ahora me molestan los puntos (el mcihin dejó huella a su paso, como Atila) pero ni con eso cambiaría un segundo de aquel dia.
Realmente fue la experiencia de mi vida y merece la pena vivirse.
Ahora el puerpio y el coctel de hormonas son un dragon khan independientemente del tipo de parto. Y la restauración de la lactancia despues de 7 meses de vacaciones esta siendo sorprendentemente dificil, pero no tanto como la primera.
El Michin me ha traido todavía mas amor, el enamoramiento es real y se extiende y multiplica hacia el comino y por supuesto al mejor hombre del mundo y el mejor padre que pudieran tener mis hijas: Papa Comino.
Por su temple, por su saber hacer y estar a mi lado, dandome agua, dandome la mano, diciendome lo orgulloso que estaba de mi al salir de la clinica con mi bebe en brazos (y no tener que dejarlo alli como sucedió con el comino) y apoyandome y dandome soporte con el coctel de hormonas que estos dias me traen loca.

40 semanas

Palabras mágicas.


Es, oficialmente, la semana clave, la recta final y aunque siempre pense que se adelantaria, la verdad, llegado el momento no me veo preparada.
Son demasiadas dudas, miedo escenico y por mas que he limpiado, recogido y preparado tooooooooodo parece estar manga por hombro y sin hacer.
Encima llevo dias intentando actualizar el blog, pero me ha sido imposible, asi que no os he podido contar que el michin esta atravesado. Y eso a estas alturas nos complica un poco la cosa.
Menos mal que buscamos un gine respetuoso y aunque se quiera ir de vacaciones (que disgusto me llevé) ni me ha nombrado el programar una cesarea.
Eso si, si me pongo de parto y sigue asi de atravesada y comoda, tendra que ser una cesarea.
Mientras el comino, barrunta algo, aunque no sepa el que y esta pendiente sin saber muy bien de que. Yo, mientras, dudo de todo. Me cuesta verme con otro bebe, no se si me acordare de como se cuidan, de adaptarme a sus necesidades, si sabre organizarme con las dos. Me preocupa enooooooooooormemente la reacción del comino y por supuesto la logística familiar y mas en estos días.
Es bonito esperar que se desencadene solo, pero la incertidumbre y el miedo a lo desconocido me tiene bloqueada e insegura.

posted under , , | 4 Comments
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

un libro, ahora

un libro, ahora

Recent Comments