El amor vive

en las estaciones de autobus (no se que pasa, pero no tengo acentos, sorry)

Decia que esta semana mi comino y yo nos hemos trasladado a casa de la abuelita para conocer a la nueva sobrina y echar una mano a mi hermana en esto de la maternidad por duplicado. Y ello ha conllevado que papa se quede de rodriguez esta semana.
Esta siendo agotador atendiendo a dos niñas de menos de 2 años, pero tambien esta siendo la primera vez que me separo de mi marido desde que empezamos a vivir juntos.

El domingo, cuando el se volvia para casa mientras nosotras nos quedabamos aqui, recordamos los domingos tan breves que pasaban volando mientras se nos encojia el corazon sabiendo que llegaba el momento de despedirnos hasta el siguiente fin de semana.

4 años despues y una niña en comun, una tiene a veces la sensacion de que la pasion acaba debajo del sofa, junto el polvo y los pelos del perro (y alguna galleta de la niña) y de que aquello de ser novios quedo en el olvido.

Pero basta un nuevo domingo, una nueva despedida y las lagrimas ante la sepacion del ser amado renacen y vuelven a correr por mis mejillas. decia mi maridin que era diferente pero para mi era igual. la misma pena, la misma añoranza... la misma pasion.

El amor seguia, a salvo.

posted under , |

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

un libro, ahora

un libro, ahora

Recent Comments